Mi respeto y admiración por todos los involucrados en la enseñanza de emergencia

Ésta es la entrada 127 de este blog. Una relativa calma ha vuelto a los hogares cuyo ciclo escolar está concluyendo, mientras que la enseñanza a distancia continúa en los países cuyo ciclo escolar termina en diciembre.

Aún no es claro cuándo y cómo vamos a regresar a las aulas.

En México decimos “mata más la duda que el desengaño”; ha sido y seguirá siendo un año agotador, pero nadie tiene la menor intención de rendirse.

Hoy me limitaré a expresar mi respeto y admiración a alumnos, papás, profesores y directivos, que han puesto y seguirán poniendo todo de su parte para que el aprendizaje de niños y jóvenes no se detenga.

Me quito el sombrero por ustedes.

¡Hasta el siguiente miércoles!

Rebeca

PD: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer