La práctica hace al maestro

Esta es la entrada 192 de este blog. Quiero aprovecharla para compartir una breve reflexión sobre una dinámica que he estado realizando con mis alumnos.

Frecuentemente los pongo a reflexionar sobre cuál es la mejor manera de aprender tal o cual cosa y suelen contestar con algo que he empezado a sospechar que es más una frase hecha que algo que realmente crean:

“Puedo aprender esto practicando mucho”

Hasta ahí todo bien.

Luego llega el momento de dejarles la tarea para que practiquen y… no quieren que sea mucha y algunos ni siquiera se esfuerzan por hacerla.

¿Entonces?

Personalmente sí creo que la práctica hace al maestro, pero es muy, muy importante que sea una práctica intencionada y que nos lleve en el camino correcto.

El hacer por hacer no sirve de mucho.

El hacer por mejorar, sí.

No quiero poner una conclusión mía aquí porque siento que este tema tiene muchas aristas. Solo les compartiré una entrada previa relacionada con hacer para mejorar haciendo un buen uso del tiempo: Aprendizaje eficiente: algunas ideas para lograrlo (ver aquí).

¿Qué les dicen a ustedes sus alumnos sobre cómo pueden aprender mejor algo?

Hasta el siguiente miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

¿De qué color es…?

Esta es la entrada 191 de este blog. 191 es un lindo número primo capicúa (ver más sobre números capicúa aquí y sobre números primos aquí)

La aprovecharé para compartir una breve reflexión: en mis 20 años siendo docente nunca había sido consciente de tener un alumno que no pudiera distinguir los colores… hasta el jueves pasado.

Mientras yo mencionaba algo escrito en verde sobre un fondo blanco, un alumno me preguntó que si había algo ahí donde estaba señalando.

Sí había, una fórmula escrita en un verde relativamente claro.

Él no la veía.

Y no me había dicho nada en las seis semanas que llevábamos de clases, así que no sé cuántas otras cosas tampoco vio en su momento.

He sentido algo de desasosiego desde entonces, porque muchas de mis estrategias didácticas están basadas en darle diferentes colores a las gráficas de funciones, a los elementos algebraicos, a los ejemplos y contraejemplos.

Para él todo es lo mismo… cuando lo alcanza a distinguir.

Me declaro desconocedora del mundo de los daltónicos… y con la firme intención de aprender poco a poco a apoyar a mi alumno. En las gráficas puedo intentar diferentes grosores de línea (y colores que él sí “vea”). En las estructuras algebraicas… todavía estoy en proceso de pensar qué hacer.

Creé la imagen que encabeza esta entrada para darme un poco de idea de lo que vive él, aunque sé que no es exactamente así…

¿Ustedes han tenido alumnos daltónicos alguna vez? Les agradeceré que me comenten cómo le hicieron para ayudarlos.

Hasta el siguiente miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

Nacimos para hacer una diferencia

Esta es la entrada 190 de este blog. Después de un breve retraso, el sábado pasado entregué el archivo con el texto de la novela que estoy escribiendo para que entrara a diseño editorial. No fue precisamente adrede el tardarme, pero al final fue numéricamente lindo, pues:

Fecha de entrega: 04/09/2021 -> 4+9+2+2+1 = 18 -> 1+8 = 9
Páginas del archivo: 279 -> 2 + 7 + 9 = 18 -> 1 + 8 = 9
Palabras: 76842 -> 7 + 6 + 8 + 4 + 2 = 27 -> 2 + 7 = 9
Foto de autor elegida: la número 9 de 11 posibles.

Aquellos que tienen tiempo leyendo estas entradas, ya saben lo mucho que me gusta el nueve (ver por qué aquí).

Leer más »

Taza de té

Esta es la entrada 189 de este blog. 189 Es múltiplo de 9, número que me gusta más que los demás (ver por qué aquí). Además, hoy es el primer día del noveno mes del año.

Agradezco mucho el comentario que me hicieron la semana pasada. Lo tomaré en cuenta para tener siempre a la mano algo qué compartir, aún en los días en los que esté muy ocupada.

Como hoy.

Lo que me tuvo muy ocupada hoy fue algo muy emocionante: estuve dando los últimos retoques al texto de la novela que estoy escribiendo, la cual sigue a una maestra en una primaria rural, mientras aprende a enseñar matemáticas.

Coincidentemente ayer me compartieron un pequeño corto de cine ¡hermosísimo! Se llama Cup of Tea, de Jitendra Rai (ver aquí). Tiene varias coincidencias con la novela que estoy escribiendo, así que ¡me emocioné mucho al verlo! La niña con el gis amarillo me recordó un montón a uno de los personajes infantiles que creé, Meník.

Mañana entregaré el texto para que empiece el diseño editorial. Ya falta mucho menos para que el libro esté disponible… los mantendré informados.

También vienen más anuncios interesantes sobre otras ideas lo que traigo entre manos para apoyar a los docentes en este regreso a clases, sobre todo considerando los tiempos pandémicos que estamos viviendo…

Por lo pronto, a tenernos paciencia todos, alumnos, docentes y papás… vayamos detectando los puntos a trabajar y buscando cómo trabajarlos según las circunstancias propias de cada maestro y grupo.

¡Ánimo!

Hasta el siguiente miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

Calificando…

Esta es la entrada 188 de este blog.

Hoy solo escribo para saludar y mencionar que estoy en medio de un “cerro” virtual de exámenes por calificar, este momento agridulce en el que nos damos cuenta de quienes aprendieron y a quienes les falta todavía aprender ciertos temas. Confío en poder poner muchas palomitas.

Retomamos las reflexiones el siguiente miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

Lo que más extrañaba

Esta es la entrada 187 de este blog.

Solo escribiré una pequeña reflexión: la enseñanza híbrida es cansada, mucho, pero ver gente “real” es maravilloso.

Camino por las instalaciones de la universidad y me encuentro a personas (colegas, exalumnos, personal administrativo y operativo) que de otra manera no saludaría ni platicaría con ellos.

Como esas florecitas en medio del campo de la imagen.

Es maravilloso.

Hasta el siguiente miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

Me vendría bien tener dos ojos independientes

Esta es la entrada 186 de este blog. Llevo ya una semana dando clases híbridas y lo que siento es que me vendría bien tener, entre otras cosas, dos ojos que se puedan mover de forma independiente. Y un cerebro que pueda interpretar lo que así vería

La manera en la que estoy trabajando es mediante Zoom, compartiendo una presentación para los que están en casa, que los que están en el salón ven proyectada en la pantalla blanca que cuelga enfrente del pizarrón. De esa forma todos ven lo mismo y eso es bueno.

Yo soy la que solo veo a los que están ahí. Si alguien de casa habla, me aparece en la pantalla de mi computadora un cuadrito señalando quién es y le contesto. El problema es que no puedo tener en la misma pantalla la presentación y toda la cuadrícula con los estudiantes remotos, dado que normalmente estoy o señalando algo en la presentación o escribiendo sobre la misma los procedimientos y la cuadrícula me estorbaría.

Y, si pudiera ver la cuadrícula completa de alguna forma, sería conveniente tener dos ojos independientes, uno viendo a los que están en presencial y otro viendo a los que están a distancia. Cuando estaba completamente a distancia tenía una segunda pantalla para ver los cuadritos de los alumnos, pero en el salón de clases no la tengo disponible…

Solo queda seguir enfrentando poco a poco el reto de la enseñanza híbrida.

Hasta el siguiente miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

Enseñanza híbrida

Esta es la entrada 185 de este blog. Mañana tendré mi primera clase híbrida, con unos 12 alumnos en el salón y el resto, otros 12, a distancia.

Mucho por preparar y probar para tratar de que el aprendizaje avance parejo uniendo las experiencias presencial y remota, que se irán turnando los alumnos.

Todo un rompecabezas.

Ya les contaré cómo me fue. Si alguno de ustedes ya lo está viviendo, por favor comparta su experiencia, para tomarla en cuenta.

Hasta el siguiente miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

Comparar… con cuidado

Esta es la entrada 184 de este blog. Compartiré una breve reflexión:

Para desarrollar el Pensamiento Lógico Matemático (ver más aquí, aquí y aquí) es muy importante hacer ejercicios de comparación y clasificación.

Pueden hacerse con objetos.

Pueden hacerse con personas.

Es una buena idea dejar libres a los alumnos para que decidan cómo clasificar o clasificarse… siempre teniendo mucho cuidado de que las clasificaciones no sean ofensivas. Sé que no necesito dar ejemplos de esto último… si lo piensan un poco se les pueden ocurrir varios.

Quizá haya grupos de alumnos en los que no haya riesgo de que la experiencia se salga de control hacia lo negativo. Pero si hemos identificado que nuestro grupo o alguno de sus elementos son proclives al conflicto, más que evitar la actividad, conviene cuidar que la actividad fluya en el sentido correcto y una al grupo en la emoción de ver que bajo ciertas clasificaciones se reúnen de cierta manera (el color de la ropa, zapatos con o sin agujetas) y bajo otras de una manera diferente (la comida favorita, el tipo de música preferida).

Todos tenemos nuestras peculiaridades y, por lo tanto, será difícil que dos personas queden en el mismo grupo todas las veces. Considero que ese es un aprendizaje que va más allá de las matemáticas.

¿Qué ideas para clasificar se les ocurren?

Hasta el siguiente miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer