Exponentes: ¿qué son y qué cuidados debemos tener al trabajar con ellos?

Así como la multiplicación es una suma abreviada, la potenciación es una multiplicación abreviada. En ella, la base (b en la imagen principal) nos indica el número que se multiplica repetidamente y el exponente (n en la imagen principal) nos indica cuántas veces se multiplica dicho número. Así de simple.

Claro que después de decidir expresar 2 x 2 x 2 como , los matemáticos le vieron a esa notación una serie de posibilidades muy interesantes para modelar otras situaciones. Es por esa variedad de escenarios por lo que es una buena idea tener muy presentes los cuidados necesarios al trabajar con expresiones que incluyen exponentes. Con ello, podemos evitar cometer errores dentro de ejercicios matemáticos de todo tipo.

dandelion-337198_1280_opt.jpgComo en toda la matemática, conviene que los profesores de cualquier grado escolar tengan una idea acerca de los temas futuros en los que se va a usar lo que están enseñando actualmente a sus alumnos. Así podrán, tanto sembrar buenas semillas en ellos, como evitar los atajos que puedan provocarles problemas más adelante. Por ello, esta entrada parte de lo aritmético y llega a lo algebraico.

Leer más »

¿Qué es eso llamado “ecuación” y cómo se resuelve cuando es lineal, con una incógnita?

En la entrada sobre sentido de estructura (ver aquí) escribí, entre otras cosas, sobre cómo se conforman las estructuras algebraicas y sobre los significados del signo igual, según el tipo de estructura algebraica dentro de la cual se encuentra.

Ecuación introducción_opt.jpgAhora escribiré sobre lo que es una ecuación, lo que significa “resolver una ecuación” y los cuidados que son necesarios al “resolver una ecuación lineal con una incógnita”. También incluiré una sugerencia sobre cómo plantear ejercicios en primaria que preparen a los alumnos para resolver ecuaciones lineales en secundaria.Leer más »

Las tablas de multiplicar: estrategias para que nos abran la puerta de las matemáticas

crystal-ball-2873999_1280_optEn la entrada anterior (ver aquí) presenté tres estrategias para aprender y practicar las tablas de multiplicar. Una basada en observación de patrones, otra en tarjetas y una más en la vida diaria. En ésta presentaré más estrategias para que todos lleguemos a dominar las tablas al derecho y al revés. Eso de verdad hará una gran diferencia en nuestras vidas, nos abrirá la puerta a conocimientos matemáticos a los que no podíamos acceder por falta de esa habilidad. ¿Cómo podría alguien dividir dos números de 3 cifras, sacar raíces cuadradas o factorizar un trinomio sin saberse las tablas de multiplicar?Leer más »

Las tablas de multiplicar: ¿cómo transformarlas en nuestras aliadas?

Elijo lo que voy a escribir basándome en lo que veo importante compartir, según las dificultades que observo en mis hijos y alumnos, y lo que me comentan profesores, papás y lectores del blog. Me he dado cuenta de que las tablas de multiplicar son uno de esos temas que es muy importante compartir.

En la tercera entrada, sobre sentido numérico (ver aquí), comenté por qué es importante ser creativo y flexible al hacer operaciones numéricas, lo cual implica conocer a profundidad las tablas de multiplicar. tunnel-874169_1280_optEn esta entrada y en la de la próxima semana compartiré algunas ideas que pueden servir para que esas elusivas tablas dejen de ser el enemigo y se conviertan en el aliado de los niños (y no tan niños) al enfrentar tareas matemáticas. Para que aquellos que aún no “se saben las tablas”, vean una luz al final del túnel, mediante una forma diferente de acercarse a ellas. Leer más »

Sistema numérico decimal: ¿qué lo hace diferente a los otros?

1 al 10_optSi ésta es la décima entrada de este blog, viene bien dedicarla al Sistema Numérico Decimal, con el que escribimos los números que usamos más comúnmente en matemáticas.

two-2685977_1280_opt.jpgLa razón de que nuestro sistema numérico tenga como base al número diez está, literalmente, en nuestras manos: tenemos 10 dedos, por lo que lo más natural y lógico es que contemos hasta diez y luego necesitemos algo más para seguir contando. Si tuviéramos 8 u 12 dedos, esos números serían la base. El sistema numérico decimal es, además, posicional, lo cual significa que cada dígito tiene un valor absoluto (por su forma) y un valor relativo (por su posición dentro del número).Leer más »