¡Cinco años ya!

Esta es la entrada 262 de este blog, el cual ayer (día internacional de la educación) cumplió ¡cinco! años publicándose semanalmente. 262 semanas seguidas escribiendo cada miércoles, los primeros dos años entradas largas y los siguientes breves reflexiones alrededor del aprendizaje de las matemáticas.

262 es un bello número capicúa (ver más sobre capicúas aquí).

Y a propósito de números peculiares, esta semana he estado leyendo una novela en la que se mencionan números perfectos, amigos… y recordé que ya había escrito una entrada al respecto (ver aquí).

Cinco años y contando… a seguir escribiendo sobre los dos pilares de una buena relación con las matemáticas (ver más aquí). Confío en que cada vez más personas se lleven bien con ella.

Hasta el próximo miércoles.

Rebeca

PD1: Quiero agradecer a esta páginas en la que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay

¡’Chocolate’ tiene nueve letras!

Esta es la entrada 261 de este blog. Es una entrada doblemente especial, dado que 261 es múltiplo de ¡nueve!, número que me gusta más que los demás (ver por qué aquí) y porque es la última antes del 24 de enero, día internacional de la educación y aniversario número ¡cinco! de este blog. Cinco años seguidos escribiendo cada miércoles (salvo dos días en los que pasó algo «de fuerza mayor»).

Coincidentemente hoy es día 18, que ¡también es múltiplo de nueve!

Y resulta que «chocolate», que es una palabra que me fascina, por lo mucho que me gusta ese producto del cacao y por el lugar tan preponderante que tiene en mis dos novelas, tiene ¡nueve! letras. Una razón más para que me guste.

Mi primera novela sobre didáctica de las matemáticas básicas y chocolate se llama:

Akhiré y los dos pilares

La segunda está en proceso, pero también tratará de didáctica de las matemáticas básicas y, por supuesto, chocolate. Retomaré el tema de los dos pilares, que son en los que se basa este blog también y ampliaré las aventuras de Akhiré a nuevos temas de matemáticas de primaria. Ya verán cuáles cuando esté lista.

Por cierto, cualquier comentario sobre el libro anterior, o sobre lo que considerarían interesante que incluyera en este, es bienvenido.

Hasta el próximo miércoles.

Rebeca

PD1: Quiero agradecer a esta páginas en la que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay

El cambio es inevitable, el progreso es opcional

Esta es la entrada 260 de este blog. La escribo un día después de que leí la frase que la encabeza, escrita por Sharon Mayet y me recordó a esta entrada que escribí hace tiempo: El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.

Pensé en lo bien que se podía adaptar al proceso de enseñanza-aprendizaje. Conforme las generaciones cambian, se puede progresar en nuestra forma de enseñar si nos damos a la tarea de entenderlas, o no progresar si más bien las criticamos por no aceptar ser enseñadas como antes.

Escribí sobre eso, en relación con los centennials, hace tiempo (ver aquí).

Entre tantos otros cambios, hace once días cambiamos de año. En nosotros está que sea para progresar.

Hasta el próximo miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

Retomando

Esta es la entrada 259 de este blog. La primera de 2023, en la que quiero compartirles algo:

¡Estoy retomando la escritura de mi segunda novela! Por lo pronto son escenas sueltas que necesitan ser retrabajadas, pero que van plasmando lo que quiero compartir y complementarán la primera:

Akhiré y los dos pilares

Aún no sé si habrá una escena en la que se cocine algo, como la crema de zanahoria de la novela pasada (que cuando yo la preparo se ve más o menos como la imagen que encabeza esta entrada), pero seguro se incluirán muchas propuestas de didáctica de las matemáticas básicas, aunque no como recetas para seguir al pie de la letra. Confío mucho en mis lectores, sé que sabrán extraer de lo que hacen los personajes aquello que les servirá para mejorar la forma como acompañan el aprendizaje de sus hijos y alumnos.

Por aquí les iré contando los avances, como el hecho de que tengo ya escritas unas 15000 palabras en escenas sueltas. El libro anterior tiene unas 72000, así que ya se va juntando material.

Cualquier comentario sobre el libro anterior, o sobre lo que considerarían interesante que incluyera en este, es bienvenido.

Hasta el próximo miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

Pausa para observar el cielo e inventar historias

Esta es la entrada 257 de este blog. Estamos en pausa de vacaciones y hoy que salí con mi hija a la farmacia aprovechamos para observar el cielo e inventar historias sobre las formas de las nubes.

Encontrar y explicar características y patrones geométricos, regulares o no, en los objetos que observamos es hacer matemáticas; así que encontrar algo que se repite en las nubes y generar una historia sobre ello también podría considerarse matemáticas.

Aprovechemos la pausa vacacional para descansar de lo académico sin dejar de usar la creatividad para actividades como inventar historias con las formas de las nubes, para que nuestras neuronas sigan ejercitándose.

¿Qué forma le ven a las nubes que encabezan esta entrada?

Hasta el próximo miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

Un año ya…

Esta es la entrada 254 de este blog.

La escribo en otra semana muy especial, pues es la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, mi ciudad. La feria más grande del mundo, de habla hispana, y la segunda más grande en general.

Este año es la edición 36, 36 es múltiplo de 9 y 9 el número que más me gusta de todos (ver porqué aquí), así que más emoción me da poder volver a la feria casi como la conocía, ya sin restricciones por el covid (aunque algunas editoriales ya no volvieron, tristemente).

Los libros me fascinan, he escrito un par de textos al respecto como pluma invitada:

¿Un libro que me haya cambiado la vida?… ¿por qué me limitan? (Ver aquí).

A la FIL voy a encontrar libros que quieren ser leídos… y libros que quieren ser escritos (Ver aquí).

Además de mi propio libro, Akhiré y los dos pilares (Ver aquí), que publiqué ¡hace ya un año! Un año y contando, afortunadamente con una recepción muy positiva por los lectores.

Este año voy a la FIL, como siempre, con la mente abierta a lo que pueda sorprenderme, que creo que es la mejor manera de acercarse a un lugar así.

Confío en que encontraré más de un libro que me ilumine el camino para escribir la segunda parte de la novela sobre didáctica de las matemáticas básicas. Ya les contaré.

Hasta el próximo miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

Leer para escribir

Esta es la entrada 252 de este blog. 252 es múltiplo de 9 y, por tanto, corresponde a una entrada especial, por ser 9 el número que más me gusta de todos (ver porqué aquí).

La escribo en una semana también muy especial, pues es la Feria del Libro Antiguo y Usado en mi ciudad. Ya me di dos vueltas y, tristemente, encontré muy pocos libros de divulgación de matemáticas.

Pero centrémonos en lo positivo:

Había mucha gente comprando libros de muchos temas y eso da gusto.

Mucho de lo que me encontré me servirá para trabajar en la segunda parte de mi novela: un libro sobre didáctica de las matemáticas, uno sobre pedagogía en general, uno de lógica, uno sobre resolución de problemas, un par de libros sobre cacao… Escasa, pero buena la cosecha.

¡A leer lo que compré, para después escribir!

(Pueden ver cuál es la primera parte de mi novela aquí).

Hasta el próximo miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

¿En viernes?

Esta es la entrada 249 de este blog. La escribo en viernes, por primera vez en las 249 semanas que lleva el blog publicándose.

Y en modo lento, como el caracolito sorprendido por ver que me tardé en publicar esta semana.

Solo les contaré que la causa de la demora fue el tiempo que me tomó adaptar la capacitación que he estado dando a los docentes al perfil de los que conocí hoy: sus estudiantes son de Altas Capacidades.

Entonces fue necesario agregar a lo que ya tenía nuevas actividades con un grado de dificultad mayor, para que los juegos que les mostré (ver más aquí) siguieran consiguiendo su objetivo de ser actividades de piso bajo y techo alto (ver más aquí). Muy alto en este caso.

En muchos de los casos con dejar que los estudiantes conozcan las reglas originales y las empiecen a modificar para retarse más será suficiente, solo cuidando ciertos detalles de corrección matemática, que fue lo que agregué. Ya veremos cómo avanza esta nueva aventura.

Un gran agradecimiento a CEPAC por haber recibido con tanto entusiasmo los juegos. Volveremos pronto para mostrarles más maneras de jugar, para que el potencial de sus pequeñitos no encuentre límites.

Hasta el próximo miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

Mucho por hacer…

Esta es la entrada 243 de este blog. 243 es múltiplo de 9, número que me gusta más que los demás (ver por qué aquí).

La escribo después de visitar las cinco escuelas en las que estaremos apoyando a los docentes para que mejoren las bases matemáticas de sus alumnos, para que su desempeño general en la materia y en la escuela mejore.

Muchas gracias a todos los capacitadores que me acompañaron. Creo que todos salieron de su respectiva escuela conmovidos por la experiencia de ver que hay… mucho por hacer, pues los pequeñitos, después de la pandemia, mostraron menos habilidades y conocimientos de los que esperábamos. Será un largo camino, que aún no podemos ver del todo, pero ya hemos dado los primeros pasos y vemos a los docentes comprometidos con sus pequeños. Confío en que tendremos logros interesantes con los juegos con los que estarán trabajando los docentes con sus alumnos (ver aquí). Ya les iré contando.

Hasta el próximo miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer