Entrada afectada indirectamente por el COVID-19. ¡Ánimo a todos!

Ésta es la entrada 113 de este blog. Por causas de fuerza mayor, la entrada 112, que iba a ser dedicada a la sucesión de Fibonacci, no pudo ser escrita y, en teoría, hoy se publicaría completa, pero el drástico cambio de rutina provocado por el COVID-19 no me permitirá escribir tampoco hoy.

En México estamos actualmente en la fase en la que se busca minimizar la interacción social.

Muchos están en casa viendo cómo pasar las horas sin enloquecer.

Los profesores estamos viendo cómo no enloquecer antes de lograr encontrar formas eficientes de enseñar a distancia lo que regularmente enseñábamos de forma presencial.

Porque no se trata nada de más encontrar una herramienta que nos permita estar en comunicación. De esas hay una gran variedad, para todos los gustos.

El verdadero reto es migrar, por sólo unas semanas, a la didáctica a distancia, que es sustancialmente distinta a la presencial.

No sólo se necesita un acceso a tecnología suficiente y estable. Profesores y alumnos requieren mucho autodominio y organización para hacer las cosas bien y a tiempo. Además, las actividades que logren y evalúen el aprendizaje deben construirse diferente, dado el nuevo tipo de interacción.

Estoy en este momento, como me imagino que muchos de ustedes también, viviendo esta aventura de migrar de presencial a virtual por un número aún no conocido de clases. Confío en la próxima semana ya tener un poco más de habilidad y poder dedicar algo de tiempo a terminar de escribir la entrada sobre Fibonacci.

Gracias por la paciencia.

Mucho ánimo a todos y a quedarnos en casa y aportar nuestro granito de arena para que esta situación pase pronto y de la mejor manera.

Papás: por favor reconozcan la labor de los profesores de sus hijos… es verdaderamente un reto enorme el que estamos viviendo. Acompañen a sus retoños para que avancen tanto como puedan con las indicaciones que les envíen sus maestros, para que el ciclo escolar se salve lo mejor posible.

Esta minientrada va dedicada a Irma, que tanto nos está apoyando a un montón de profesores en esta situación. ¡Mil gracias!

¡Hasta el siguiente miércoles!

Rebeca

PD: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer