Extrapolando una idea

Esta es la entrada 236 de este blog. La aprovecharé para compartir una idea que se me ocurrió anoche: los «comecocos» o «matapiojos» se pueden usar para que nuestros estudiantes identifiquen y memoricen ciertos datos. Ya había publicado una entrada al respecto, con las tablas de multiplicar (ver aquí), pero de la misma manera se pueden aprender definiciones importantes en español, datos en historia, vocabulario en inglés, nombres de figuras en matemáticas… Solo es cuestión de tomar un «comecocos» y llenarlo con la información que se desee.

Lo acabo de hacer con datos sobre el cacao, en honor al «mundo» en el que está ambientada mi novela, Akhiré y los dos pilares.

La dinámica del juego variaría un poco. Puede ser que, por ejemplo, un estudiante pregunte al otro el dato que se esconde bajo la pestaña que eligió y, mientras el otro conteste bien, los roles siguen igual. En cuanto conteste mal, cambian de rol, hasta que uno se memorice todo y ya no haya posibilidad de cambiar de rol.

¿Qué otras ideas se les ocurren para llenar un «comecocos»?

Hasta el próximo miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer