¿Cómo evaluar bajo estas circunstancias? Algunas reflexiones (1/2)

Ésta es la entrada 124 de este blog. La escribo en la semana en la que cierro el semestre con mis alumnos, aún en medio de la cuarentena.

La semana pasada escribí que me daba vueltas la cabeza buscando una forma adecuada de evaluar la enseñanza de emergencia.

Tampoco es que tuviera mucha libertad, pues en la institución donde trabajo nos dieron instrucciones estrictas sobre qué hacer.

Hoy comparto algunas ideas sobre evaluación que pudieran funcionar bajo estas circunstancias.

La próxima semana buscaré ampliar la lista.

Las ideas se basan en la premisa de que tanto profesores como alumnos tienen acceso a una computadora, a Internet y a alguna plataforma de aprendizaje y que el profesor tiene algo de libertad para elegir cómo evaluar.

Sé que tristemente no es el caso de todos. Corresponde entonces seguir las indicaciones de las autoridades correspondientes.

O seguir nuestro instinto docente.

Cuestionarios mediante alguna de las múltiples plataformas que existen para ello.

Preguntas de opción  múltiple

Es necesario cuidar que las respuestas que les pidamos sí impliquen un proceso de pensamiento y no sólo usar una calculadora, sus apuntes o el buscador de Google, pues ahora difícilmente se los podremos restringir. También cuidar los llamados distractores, o respuestas incorrectas; deben ser respuestas que el alumno puede considerar correctas si su proceso de pensamiento es incompleto o equivocado, para que cumplan su función.

Preguntas de verdadero y falso

La redacción va a depender de nuestro estilo docente y de lo delicado que sea el conocimiento a evaluar. No estoy a favor de las frases ambiguas y debemos tener mucho cuidado cuando usamos “siempre” y “nunca”.

“Al dividir, el resultado siempre es menor al dividendo”

Es una frase falsa, pues al dividir entre un número menor a uno, el resultado será mayor.

Es conveniente probar qué dicen los alumnos sobre ciertas afirmaciones, siempre y cuando les hayamos hecho ver que los contextos importan y en cuales son ciertas.

“Al dividir dos números naturales, el resultado siempre es menor al dividendo”

Esta frase, ya con el contexto especificado, es verdadera.

Completar espacios vacíos / Relacionar columnas / arrastrar y soltar (completar a partir de opciones)

Algunas plataformas, como Moodle, permiten trasladar a lo virtual estas formas de evaluar, para las que debemos tener cuidados similares a los que mencioné antes.

Todo lo anterior es simplemente pasar un examen en papel a uno digital, con las ventajas, en muchos casos, de ser autocalificados, retroalimentados de forma automática, pudiendo incluso elegir proporcionar al alumno un ejercicio a la vez, sin avanzar hasta contestarlo (personalmente no me gusta esta opción, pero supongo que habrá circunstancias bajo las que funcione bien).

Una posible “desventaja” es que, dependiendo de las circunstancias, los alumnos pueden contestar ese examen a “cuaderno abierto”, lo cual regularmente no ocurre en las evaluaciones en salón.

Yo creo que esa desventaja se puede reinventar como ventaja si se construye la evaluación buscando que los alumnos lleguen un paso más allá, saquen conclusiones más avanzadas, con lo que tienen en sus notas, o demuestren que pueden interpretar los resultados de un ejercicio ya resuelto, ligeramente diferente a los vistos en clase (yo empleo esa estrategia con frecuencia).

En general, estoy en contra de evaluar algo que no hice explícito en clase, o que no preparé para deducir fácilmente de lo que expliqué, pero sé que esa decisión depende del nivel escolar y del estilo docente.

Foro en línea

En el que se les pida un mínimo de participaciones con comentarios que no se limiten a “estoy de acuerdo”, “no pienso igual” o “ya me ganaron lo que iba a decir”.

Todos aportan y aprenden unos de otros. Algunos alumnos tratarán de aportar al principio, porque al final será más difícil decir algo nuevo, pero todo es aprendizaje.

Es indispensable que el profesor esté al pendiente validando lo que se comenta, para evitar que se generen conceptos erróneos en los alumnos.

Exposición / examen oral

Tiene la ventaja de que, al estar viendo cara a cara al alumno, podemos saber lo que domina (suponiendo que no se ponga nervioso u otras circunstancias le impidan demostrarlo).

La desventaja es que es muy tardado, si se quiere hacer con mucha profundidad e individualmente.

Se puede hacer en grupos de dos o tres personas, tratando de observar independientemente a cada uno, que estarán en diferentes lugares físicos.

Tanto en el foro como en la exposición y el examen oral, es necesario tener una rúbrica que nos permita ser objetivos al evaluar.

Por hoy dejaré la lista hasta aquí, continuamos la próxima semana.

Nuevamente gracias por la paciencia ante estas entradas tan caóticas, sigamos trabajando para que los niños y jóvenes sigan aprendiendo de esta forma emergente.

¡Hasta el siguiente miércoles!

Rebeca

PD: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .