Extraño escribir en el pizarrón de un salón de clases

Esta es la entrada 175 de este blog. En unos días más volveré a las instalaciones de la universidad en la que trabajo para empezar a capacitarme en la enseñanza híbrida.

Confieso que me asusta, pero si pienso en la alegría de volver a estar en un salón de clases, en volver a llenarme las manos de gis (o tiza, según en el país en el que estén) se me pasa un poco.

De presencial a virtual fue un cambió muy drástico, de virtual a híbrido será un nuevo cambio drástico, con un sentido de urgencia distinto y la sensación, al menos en mi caso, de que ya no tengo tanta energía para repensar mis clases como en el cambio anterior, aunque confío en que solo sea porque estoy cerrando semestre y eso es agotador.

Seguramente en cuanto entre al salón de clases y escriba algo en el pizarrón los ánimos se renovarán.

La siguiente semana les platico qué voy aprendiendo al respecto.

Hasta el siguiente miércoles.

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .