Ejercitación eficiente

Ésta es la entrada 145 de este blog. La dedicaré a una breve reflexión sobre la ejercitación eficiente.

Hace unas semanas les pregunté a mis alumnos por las estrategias que les servían para aprender y muchos mencionaron: practicar.

De acuerdo con eso.

Casi.

Practicar como tal no es suficiente. Es necesario practicar aquello que queremos aprender de una manera que nos lleve a aprenderlo. Si lo hacemos con desgano o mal hecho, no sirve. Tampoco ayuda practicar mucho un tema o tipo de ejercicio, dejando todo lo demás de lado.

De nada sirve dedicar todas las horas de práctica a saltar la cuerda, si al subirnos al ring de box no hemos lanzado ni un sólo golpe, ni siquiera al costal de arena.

¿Cuántos alumnos no nos han dicho al final de un examen: es que no preguntó lo que estudié?

Porque practicaron mucho… pero sólo de lo que les parecía más fácil practicar, no de todo lo que presumiblemente podría ser evaluado. La tentación de hacerlo así es grande, porque se siente que se trabaja “muchísimo”. La decepción es aún más grande, porque los resultados no parecen acordes a la cantidad de trabajo invertida, aunque probablemente sí sean acordes a la estrategia usada al practicar, sin una intención de aprender de forma global todo lo que sería evaluado.

Como profesores y papás conviene que estemos conscientes de esta situación y tratemos de que nuestros alumnos e hijos identifiquen esta “trampa” de: “mucho esfuerzo – pobre resultado”, para evitar caer en ella.

Ayudémosles a comprender cómo diversificar su esfuerzo para lograr un aprendizaje más completo, más eficiente (ver más sobre aprendizaje eficiente, desde el lado del profesor, aquí).

¡Hasta el siguiente miércoles!

Rebeca

PD1: Aún no he logrado insertar en esta sección un botón que permita seguir el blog… lamento la molestia que implica ir a la página principal para hacerlo.

PD2: Quiero agradecer a estas páginas en las que me apoyo constantemente para redactar el blog: pixabay y webresizer

2 comentarios en “Ejercitación eficiente

  1. Hola, me aliento a opinar pues es una temática que en mi país ha generado muchas inquietudes, desde tesis de maestría y doctorados, hasta una búsqueda incansable en lo metodológico: las estrategias y los métodos de estudio de nuestros educandos para aprender los contenidos, dominar las habilidades cognoscitivas y desarrollar las capacidades que los eleven en su preparación para entender, explicar y transformar el mundo en que vive.
    La familia puede, es y debe orientarlos para que logren las necesarias motivaciones que los haga estudiar conscientemente, pero debemos comprender que no todos los padres, madres y tutores poseen la suficiente preparación como para ofrecerles alternativas en cuanto a estrategias o métodos de estudio o de aprendizaje, ese papel nos corresponde a los docentes, a partir de poseer un conocimiento profundo de las características de cada uno de nuestros alumnos (en Cuba se conoce este aspecto como “tener un diagnóstico individualizado fino y profundo”) porque cada alumno es una individualidad irrepetible que tiene ritmos, intereses, motivaciones e inclinaciones muy particulares, por tanto, el o la docente debe manejar diferentes estrategias para cada uno de ellos, incluso, identificar hacia el interior de la asignatura, qué métodos les resultan más eficaces en este o aquel contenido.
    Por otro lado, a través de la evaluación sistemática, se debe valorar la certeza de los métodos que han empleado y de ser necesario reorientarlos nuevamente.
    Hay mucho más que se pudiera discutir, pero el espacio no lo facilita, de todas formas, GRACIAS, por darme la posibilidad.
    Soy profesor de Geometría en la Universidad de Oriente en Cuba y mantengo estrechos vínculos de trabajo con los maestros y profesores de los distintos niveles educativos, a través de la investigación y la actividad metodológica.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias por tomarte el tiempo para darnos a conocer tu punto de vista, Daniel Augusto, muy enriquecedora tu aportación, que invita a una reflexión profunda sobre nuestro quehacer docente.
      Queda mucho por hacer en esto de la enseñanza-aprendizaje de las matemáticas, sigamos investigando y apoyándonos.
      Saludos desde México hasta Cuba.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .